La revista electrónica de Los Cabos
       La revista electrónica de Los Cabos

Freud en el siglo XXI

Freud y la literatura V


A Freud científico le gustaba la literatura y en sus ensayos mencionó a varios autores:
Luego concluyó en uno de sus ensayos más humanistas:
"Soportar la vida es, y será siempre, el deber primero de todos los vivientes"


La obra del que Freud llamaba "fino poeta inglés" es del autor John Galsworthy, como lectura agradable y mencionó una obra en especial "El Manzano", escribió allí cómo aprendió sobre el hombre "civilizado" ya no le vale el amor simple y natural entre dos seres humanos. De ahí surgió su hipótesis acerca del hombre de extremado instinto animal.

Dijo Freud sobre sus lecturas:

"Un gran poeta debe permitirse expresar, por lo menos en broma las verdades más rigurosamente condenadas"
Otro de sus autores favoritos: Heinrich Heine.
También estudió la literatura griega a Eros y el Eros a profundidad.
Recomendó:
De Mark Twain "Un yanqui en la corte del Rey Arturo.

En el contexto del instinto maligno humano del autor Goethe da una breve reflexión:
"La identificación del principio maligno con el instinto de destrucción es muy convincente en Mefistófeles, el personaje del Fausto, de Goethe"
Así la inagotable tendencia expansiva del eros se pone en contradicción con la índole general, tan conservadora, de los instintos. 
Al referirse a Fausto, personaje de la obra de Goethe sugiere las líneas...
"Pues todo lo que nace merece perecer"
Por ello cuando llaman al pecado, destrucción, el fin, el mal.
Es mi propio elemento".

"Del aire, del agua y de la tierra, surgen millares de simientes, en lo seco, lo húmedo, el frío el ¡calor!
Si no me hubiera reservado el fuego, nada tendría que me perteneciera"
Otra recomendación literaria muy interesante del maestro Freud es "El Canto del arpista" de Wilhelm Meister.
Recomienda repasar la conquista del fuego y sus metáforas actualizadas a la época.
Como la conservación del fuego.

Shakespeare es uno de sus grandes, comparto opinión.
Y recomienda el monólogo del 3 acto de Hamlet:
"Así la conciencia nos hace a todos cobardes"
Paradójico que un científico admirara esa frase. Culto, y al mismo tiempo admirable su gusto por las letras. Un gran legado el del científico maestro Freud.

Escribió también: ¡Recuérdese el famoso Mandarín de Rousseau!

Algunas otras recomendaciones las compartiré en la siguiente entrega el lunes.

Continuará...

A Sigmund Freud le gustaba la obra de Goethe, y el personaje del Fausto como una identificación del principio del instinto de destrucción...



Freud IV


Sigo leyendo la herencia que para mí significan los comentarios y opiniones del científico Freud, más allá de su figura en el campo de la mente...
Centrándose en una parte interesante sobre la guerra de los hombres, al relacionarlo con Trump se sugiere lo siguiente:
Que debe ser comparado con una población primitiva, o bien que vuelve a lo primitivo.
Odio latente característico que, al ser reprimido, ahora se volvió consciente, debido al éxito entre su comunidad primitiva. Lo anterior puede ser una actitud de instinto animal no superada por sus ancestros. Quizá por ello Trump se ha instalado en un sistema primario, muy parecido a la pubertad.
Su afección como el de sus seguidores obviamente es confusa y obscura, con actitudes subordinadas al personaje central narcisista.
Terminado lo anterior continuaré revisando unas notas del maestro Freud sobre su afición por la literatura.


Continuará ...


Freud
Parte III 

Freud dejó casi como herencia una serie de opiniones y ensayos de gran valor histórico y actual, aún más, porque hoy parecen fundirse el pasado y presente.


Parece un apostolado que si trasladamos a la realidad de hoy es una parábola.
Pienso en la guerra a la tierra y sus cultivos...la contaminación industrial que mata individuos.
Freud reflexionó sobre la guerra y su ambiente: Sobre los no combatientes escribió Freud.
El individuo que no ha pasado a ser combatiente, convirtiéndose así en una pequeña partícula de la gigantesca maquinaria guerrera, se siente desorientado y confuso.
Habrá entonces que animarle a que este tranquilo en su conciencia.


Entre los factores responsables de la miseria anímica que aqueja a los no combatientes y cuya superación les plantea arduos problemas hay dos principales: la decepción ante la guerra, y el cambio de actitud espiritual ante la muerte al que -como en todas las guerras- fuerza a enfrentar. Por ejemplo: la muerte de la tierra y sus cultivos, y sus ciudades por la guerra transgénico a de cultivos, por la guerra del hiper consumo, y la batalla que da el hombre irresponsable contra la naturaleza. 

Continuará ....


Parte II

Freud  sobre la guerra escribió:

Ante la guerra 


Freud consideró que el torbellino en tiempo de guerra por el cual la humanidad estaba siendo arrastrada y sin distancia suficiente de la información, donde hay transformaciones pero no había señal alguna del futuro posible...
"Andamos descaminados en la significación que atribuimos a las impresiones que nos agobian y en la valoración de los juicios que formamos" 
La guerra transtorna (a la mayoría) su inteligencia y rebaja los atributos más elevados según Freud. Es cierto, la mayoría de los intelectuales por ejemplo en México ante la guerra, son incapaces de elevar su espectro antes de opinar, dejan de leer de estudiar. 
Y dijo Freud: "Hasta la ciencia misma ha perdido su imparcialidad desapasionada¡
Ante la guerra..
probablemente se siente con desmesura la intensidad de la maldad de esta época y no tenemos derecho a compararla con otras que no hemos vivido"

Ahora bien... Sobre el individuo que no ha sido combatiente se revela lo siguiente.


continuará...


Parte I

Sigmund Freud científico, analizó la teoría del funcionamiento y estructura de la mente que ejerce como una doctrina...

Las ideas de Sigmund en algunos de sus ensayos ayudan a entender la realidad psíquica , del cómo la sociedad ha pagado por "El Progreso" el elevado precio de sacrificar la vida instintiva y reprimir la espontaneidad. Aunque concluyo que en el Siglo XXI está al mismo tiempo el polo opuesto, salvaje y desordenado, como si una guerra entre la humanidad fuera. Un caos.

continuará...

Sigmund Freud - The Last Decade