La revista electrónica de Los Cabos
       La revista electrónica de Los Cabos

México también es Norteamérica

Sandra Ricco

Con coordenadas de México en 19º25’10N y altitud 2080 m.s.n.m en BCS, les escribo algunas reflexiones.

Dijo Ayer Trump: “El muro ayudara a México a detener a migrantes indocumentados de Centroamérica y las drogas. Mexico y US deben unirse para enfrentar a los cárteles; queremos un México más fuerte económicamente”.

“El muro es algo físico”

Pues si, pero es un símbolo de desconfianza.

Vamos, el mensaje que nos dieron los frívolos ejecutivos de Canadá  en primera instancia fue clara: “Déjate de sentimentalismos México”. Negocios son negocios. ¿Escuchamos o no a Nuestros socios, presidente Peña? Un juego que debe ser jugado con valor y valores desde México. ¿O también nos corromperá Trump

El TLC con Canadá y USA nos exige lealtad inmediata. Valor que hay que reconocer, que México ha sido flexible tolerando en la frontera a millones de inmigrantes de AL y el mundo, eso sí. A mucha honra. Porque México es así: Solidario y amigo, que aguanta los golpes del enemigo. Y aun así nos envidian y critican. Nos traicionan. Quizá Trump sólo quiere que abramos los ojos, y quizá eso no le convenga.

Hasta ahora América Latina y muchos países del mundo han observado morbosamente cómo nos agrede el Bully Trump; espero que tengamos una encuesta exacta de las naciones que no han alzado la voz apoyando a México, el país pacífico, rico en placeres naturales y culinarios, en sonrisas, en arte, en cultura, en amor. Un país fuerte, que todos dicen querer.

A la verdad México. Estamos en Norteamérica geográficamente y también somos América Latina. Grandioso y complicado hallazgo. Así, todo muy claro.

Los invito al nuevo tour que marcará el devenir de los próximos 4 años a nivel internacional, y que México es elegido a participar activamente ya. El nuevo Tour Mundial, una nueva conciencia, un orden nuevo…desordenado. En cascada.

Si la ecuación del hombre más necio del mundo es bipolar, será más interesante. Si necesitáramos recursos para defender nuestra frontera porque Trump no los arrebate vía el TLC, él tendrá que comprender que tendremos que buscarlos con otras sociedades macroeconómicas que estén a la altura. México no puede ser sólo para él. Y menos a la mala.

De seguir así, pronto quizá AL tendrá que pagar visa para venir a México. ¿Así?, ¿tendremos que aplicar así?

La mayoría de inmigrantes de AL tendrían que ser sustituidos por mexicanos repatriados de US que cuentan con más preparación, inglés, estudios en alta tecnología y experiencia. Dreamers. Inmigrantes sanos en salud y financieramente. No hay de otra. Si somos mexicanos debemos ante todo representar según a constitución estos intereses, de acuerdo a la constitución mexicana sobretodo en época de confrontación, hoy comercial. Entonces, hay que cumplir sus estatutos y disciplina de todo tipo, como mantener impecable el mercado interno.

Y ésta es para los empresarios Mexicanos: ¿De qué les sirve tener tantas ganancias y su propio dinero sin invertir en México? Se invierte justamente en el futuro de su buena fortuna, una sociedad mejor donde sus hijos puedan vivir tranquilos y disfrutar sin miedo de lo que tienen. ¿Para qué sacar el dinero a países que hoy no nos apoyan? Regresen.

Empezar a reclutar Mexicanos de primera mano para sus empresas, y en el caso de Bimbo o Carso, por ejemplo, lo mismo. Por lo menos en México, Cultura incluida. Parar becas a extranjeros, y sustituirlos con otros apoyos y pedir a los becarios de recursos Mexicanos pagar la beca  que usaron a plazos con capital intelectual o financiero. Algo que tendrían que hacer por ética y valores. Pero no lo hacen; incluso se quedan a vivir fuera de México.

Si quedan plazas disponibles que con gusto se las ganen los extranjeros. Siempre hay opciones. Necesitamos generar empleo nacional, pues según Trump regresarán miles de Mexicanos. Pues hay que prepararnos y darles su lugar.

Comprar de nuestros socios más leales, más amigables y solidarios. Una cuestión de cultura que en los medios hay que fomentar. Porque la educación lo es todo, es abundancia, es riqueza, es sobrevivencia. Educación que necesitamos aplicar ya, más los que hemos tenido la oportunidad de estudiar, para guiar a los demás sin avaricias.

Comprar primero productos de canasta básica, cultural y industria alimentaria, hechos en México aunque sea capital extranjero, y sus derivados, y así en todas las industrias. Y si queda algo, repartirlo entre nuestros amigos extranjeros, insisto. Lo restante del mercado, que no tenga tratado bilateral, tendrá que irse de regreso a su país. No hay opción.  Primero nuestros Socios. Y tenemos muchos.

México necesita apoyo moral, apoyo que hemos encontrado en bien pocos. Incluso Trump, aún en su confusión, nos llamó “Amigos”. ¿Y cuántos no? Pero sobretodo México necesita impulsar su calidad de vida. Ésa es verdadera Dignidad.

La industrias, marcas y naciones que no ceden a los chantajes  de Trump, es las que hay que apoyar y consumir sus productos.

Sería una ley nueva, una nueva regla en el consumo, pero también una conciencia de los empresarios Mexicanos que no podrán negar que los mexicanos que egresan son los más capacitados que los de AL. Y ésa es una realidad. Poco o nada hemos escuchado de nuestros vecinos del sur de AL en solidaridad con Mexico. Asumamos esta realidad con dignidad.

Porque es una cuestión de lealtad. pensemos en relaciones de negocios solamente a nivel estado.

Lealtad y cariño es lo que en silencio ha mantenido México al recibir millones de inmigrantes de AL que hoy trabajan aquí, tienen seguro social y becas, apoyos que por ejemplo yo no tengo y soy mexicana. Y muchos son delincuentes a quienes no se les ha visado. Mexico, pudiendo expandir desde hace años su influencia macroeconómica hacia Oriente no lo ha hecho por lealtad al TLC con US; México, un país amigable y discreto, que no quiere llamar la atención.

¿Y luego?, ¿que tenemos hoy?, ¿Cuaántos países de AL abiertamente han repudiado a Trump? ¿Y las instituciones mundiales?

¿Tiene razón Trump entonces de repudiar esas Instituciones, reglas y protocolos?, ¿de amistades hipócritas?

Pero si México es parte grande del mundo, una nación de lucha, que ha dado cátedra de hacer guerra entre nosotros mismos y tratar de erradicar lo malo. Aunque se nos vaya la vida en ello.

México, que como ningún país del mundo, ni siquiera la Italia de los Capos, ha tenido que adecuarse en forma de proveedor a las exigencias de un mercado ansioso de droga como lo es US hoy. US nos ha corrompido en ese sentido, y por eso dijo Trump Ayer: “El muro ayudara a México a detener a migrantes indocumentados de Centroamérica y las Drogas”. México y USA deben unirse para enfrentar los cárteles. Queremos un México mas fuerte económicamente”. Nadie quiere tomar sólo lo bueno. Porque en el libre comercio todo lo regula la demanda. Y la demanda de droga en US cada vez es más alta.

Esto corrompe a México. Hay que satisfacer a US de la droga que consumen, y el pueblo de México sufre esta oferta demanda entre los poderosos demandantes y los poderosos consumidores. Pareciera un TLC paralelo.

¿Y nosotros peleando por eso? ¿Está Trump valorando nuestro esfuerzo? ¿Es viable en la administración Trump una disputa que dejará sin su medicina a la mayoría? No lo creo.

El nuevo patriarca, que seguro sanará a sus adictos con un milagro, si él coopera.

De regreso y en círculo perfecto.

Lo cierto es que debemos avisarles a nuestros amigos de AL que quizá ya no podremos protegerles más dentro de México y a frontera con USA. Necesitaríamos recursos para ello. Decirles que tendrán de mandar por sus nativos. Ellos deben entender como buenos amigos hemos sido.

Quizá informar que deberemos repatriar millones de AL a sus países y tomar sus empleos para mexicanos que regresen de USA, y revocar sus visados mexicanos para dárselos a nativos, como los servicios de salud. La Constitución manda esto. Es una cuestión de lealtad a la patria en tiempos de Trump.

Lo que no podemos es ser crueles y no avisarles, esos sí, siempre seriamos amigos. El nuevo TLC es “purista” que no racista. Aumentar las tasas de importación y visados de inmigrantes de AL. Impuesto fronterizo en Chiapas y deportación inmediata si no cuentan con recursos suficientes para viajar a México, y más seguridad. A eso vamos.

Cuando he estudiado en España o Londres, he tenido que pagar visado, seguro de vida, de identificación, y tener una cuenta en el banco con una cantidad fija que demuestre que soy solvente para estar ahí. Es así. De hecho, en mi reciente estancia en España Santander se quedó con euros míos que no quiso devolverme. Me imagino que como un impuesto bancario de retorno. O derecho de piso. Eso es abusivo y tuve que dejar mis Euros.

Pues bien. México, al ser Norteamérica y parte del TLC, más ambicioso del mundo, tendrá que ponerse a la altura y quizá buscarse un nuevo socio que coma arroz, como nosotros. Un valor compartido.

Las demandas de Trump hacen suponer que sólo quiere que reaccionemos. Pero su juego es violento. Quiere que filtremos de forma tecnológica y poderosa a los que considera enemigos.

¿Y cómo, Trump? ¿Tú pagarás eso?

Así que lo de las remesas que llegan a México como dinero bien habido, es justo para seguridad que ya damos en nuestra frontera, de otra forma no imagino que USA hubiera sobrevivido a mas ataques terroristas de alto impacto.

TRUMP exige lealtad a toda costa y a cualquier precio. Ahí no hay valores. Quizá Trump no es tan malo, y la amistad Latina, como siempre, es muy subjetiva. Qué pena.

El libre mercado exige centrarse en los negocios, pero a México lo que más le gusta es el calor humano y los amigos. Pero más estar en familia de confianza y la celebración. Lo bueno es que México está geográficamente y será Norteamérica y Latinoamérica. El puente perfecto con muro terrenal o sin él.

Y mira, Donald: No se puede estar bien con Dios y el Diablo, dice el dicho mundano. Luego pienso: ¿Y por qué no? Lo del Diablo es muy tentador. El mercado de almas (no de armas) exige mas acción.