La revista electrónica de Los Cabos
       La revista electrónica de Los Cabos

Día Internacional de la Mujer

En 1975 inicia la celebración del día Internacional de la Mujer.
La mujer es creación y por lo tanto civilización. La Mujer da  la vida al Hombre en todos contextos.


Una gran mujer dio vida a un Brillante intelectual Mexicano: Octavío Paz, quién dedico tiempo y letras a ensalzar la importancia de la Mujer en la Sociedad.

Les compartimos uno de sus poemas:                    NIÑA


Nombras el árbol, niña. 
Y el árbol crece, lento y pleno, 
anegando los aires, 
verde deslumbramiento, 
hasta volvernos verde la mirada. 

Nombras el cielo, niña. 
Y el cielo azul, la nube blanca, 
la luz de la mañana
se meten en el pecho 
hasta volverlo cielo y transparencia. 

Nombras el agua, niña. 
Y el agua brota, no sé dónde, 
baña la tierra negra, 
reverdece la flor, brilla en las hojas 
y en húmedos vapores nos convierte. 

No dices nada, niña. 
Y nace del silencio 
la vida en una ola 
de música amarilla; 
su dorada marea 
nos alza a plenitudes, 
nos vuelve a ser nosotros, extraviados. 

¡Niña que me levanta y resucita! 
¡Ola sin fin, sin límites, eterna!

En 1975 la  periodista Japonesa Maiko le pregunto a Octavio Paz:
¿Es Usted feminista?  -!Claro que si! pero en algo estoy en desacuerdo con algunas feministas modernas: no creo en las diferencias entre los hombres y las mujeres sean meramente sociales y que dependan de la función, o como ellas dicen del rol, de los sexos en la sociedad. Son evidentes y están a la vista las diferencias biológicas y fisiológicas. También hay diferencias de sensibilidad y de orden espiritual. Aclaro: hablo de diferencias, no de desigualdad. Agrego que debemos preservar esas diferencias. La civilización moderna tiende a la uniformidad, pero sería fatal que la uniformidad triunfase: sería la muerte de la verdadera civilización. Y la creación de la civilización nace del choque  y la fusión de las diferencias.