La revista electrónica de Los Cabos
       La revista electrónica de Los Cabos

Atlixco...Flor de Agua

Por: Sandra Ricco 

 


El Valle de Atlixco, en Nahuatl desciende de la sierra nevada, de los Volcanes Sanadores que riegan el camino desde Cholula, que alumbran de luz el camino.

Desde Cholula es posible llegar a solo 40 minutos por la carretera 190 que pasa por Chipilo.

En sus alrededores casonas de piedra rojiza que sorprende por su arquitectura de gran calado, de muros firmes intactos, pues en está área se fabricaba el mejor algodón de México en 1902, popelinas, toallas de grueso hilo y dril se ofrecían a Europa para los uniformes de los militares en la segunda guerra mundial.

Es un enorme tapete de flores variadas recién cortadas que recibe con tradición de la ancestral recepción en estas fiestas de primavera, importantes como las religiosas en está región, de procesión con color.

Con una altitud de 3000 s.n.m rodeado de montaña y un clima que es muy agradable la mayor parte del año, un nuevo Cuernavaca para los retirados que gustan de estar en paz. 

La antigua Villa de Carrión en 1843, luego de liberarse la Nueva España, es Atlixco.

Ciudad Heroica, por su tradición de lucha, interna para empezar, en aquella época, por conservar su identidad y hacienda, y por su avanzada resistencia el 4 de mayo de 1862 durante la intervención Francesa, que concluyo con la victoria Republicana de México en Los Fuertes de Loreto en Puebla el 5 de Mayo en1862.

Atlixco nos lleva a Uruapan que queda muy cerca, con su balneario de aguas y viandas del Iztaccihuatl, pero es su Fabrica de Textiles de socios Mexicano Europeos levantada con piedra del año 1366, una reliquia bien preservada que habría que reanudar en la región; por su enorme tradición.

En la época se acostumbraba pagar con una única moneda a los obreros, para solo comprar en la tienda de raya. Quizá así nació el Euro.

Visitar la Fábrica es básico para entender de lucha sindical, o como pescar trucha de agua fría, para asarla a fuego lento y piedra volcánica, una delicia que recomiendan en Vittorios.

Restaurado se encuentra su pasaje de arcos del siglo XVI que ahora ofrece hospedaje y buen comer, primera clase, porque empresarios que creen en Atlixco lo mantienen vivo...bello desde el amanecer con buen café poblano gourmet. Es el arte en Atlixco de criar flores y frutas su sustento. Atlixco huele a Cempaxóchitl a nardos y rosas frescas... a promesa de buen camino.

Sabe a especies de moles, a maíz de comal. Su color es blanco y verde como el Ónix de la ciudad de enfrente, de la cual les llevó un ajedrez, para no olvidarles tal vez.

Ganadería pura sangre se ve pasar para arar la tierra y dar la leche que da estructura perfecta a los helados de los portales...de piñones y flores, de pistache para él.

Tembló de 7 grados R , desde aquí aviso al INAH....y El itinerario marcaba visitar el Antiguo templo Franciscano, con su retablo Mariano de estilo barroco salomónico, ahí donde nacen las esferas de caña...el Exconvento del Carmen del siglo XVI, pero resutaron gravemente dañados, por lo que sólo verlos de frente basto para sentirse dentro de un complejo puramente espiritual, de Carmelitas y Franciscanos, donde dominicos se unieron a combatir la ignorancia, sitio donde hasta donde hoy llegaron títeres expertos a alegrar la tarde a los pequeños que se cultivaron riendo, para luego partir a noches de leyenda. Imperdible.

La feria regional de frutas, y la Rosa, la última semana de noviembre y en final de septiembre el "Altixcáyotl" la reunión de todos los pueblos ancestrales de Puebla que rodean el cerro de San Miguel, en honor a su ángel, once regiones se unen y reconocen. Una Fiesta de color, de amistad donde saber quienes somos es una opción, por si no te gusta leer, vivirlo será un placer. Les dejo aquí la invitación en papel.