La revista electrónica de Los Cabos
       La revista electrónica de Los Cabos

Dolores Hidalgo, Cuna de la Independencia Nacional

Por: Sandra Ricco 

 


El sol está en todo lo alto…seduce su calor, así nos vence, pero el agua nos refrescara para recobrar la brújula.

Saboreo un ate de Guayaba, tamarindos y Glorias,  dulces Mexicanos hechos a mano, señuelo de mi infancia.

Se acerca más  el agua, es normal, vivimos en una península que nos regala a diario un paisaje divino, y sin precipitaciones, pero la naturaleza recoge la energía del país, y el continente, los excesos del estado en construcción sin respetar el ecoturismo,  y se expresa hoy violentamente la consecuencia.

Es el principio.

Coincide la celebración de la independencia, y  con el aniversario de  nuestros niños Héroes que dieron su vida antes de perder el honor de defender a su Patria.

Vamos a Dolores Hidalgo Guanajuato donde nació la Independencia.

Mi abuelo me dejo en su testamento:

“Guanajuato es  la tierra desde donde un puñado de valientes dio patria y libertad a México” 

“Desde aquí, hemos partido hacia la frontera  a emprender con el ganado y la siembra”

 

Lo sabia de cierto, pues tras  participar la familia en los planes de independencia la hacienda sufrió despojo, y al levantarla, vino la siguiente revuelta. 

Mejor Hagamos turismo. Y recordemos quienes somos y de que estamos hechos.

Venir al bajío es siempre, como sumergirse en el mar de aquel pueblo  terrenal con valor y valores, de artes, culinarios  y  de creación.

El uso horario de esta ciudad es  UTC-6.

Porque como dijo el gran escritor Pablo Neruda "La felicidad es nuestro interior, por lo tanto, ella no depende de qué tenemos, sino de quiénes somos".

La primera parada llegando a Dolores Hidalgo es la parroquia de Nuestra Señora de los Dolores, en cuyo atrio convocó el padre Miguel Hidalgo a sus fieles para iniciar  la guerra de Independencia.

Me digo una y otra vez que México es un pueblo noble, lo he recorrido, aún así, hoy me falta creer...entonces mientras repasaba teología y geometría, me detuve  a admirar la parroquia con magnífico retablo de brocados de hoja de oro que me anima, pues claro, digo el capitalismo debería ser más espiritual. 

Y alcanzar el valor de la perfección.

Dolores Hidalgo se fundó en 1710  en terrenos de la conocida Hacienda de  La Erre, y se encuentra a 54 km de Guanajuato por la carretera 110 y a 40 km de San Miguel de Allende por la carretera 49.

En tierras donde  antes  fue un asentamiento Otomí.

Dicen que en 1570 el Virrey Enríquez de Almanza fundó la congregación religiosa de la señora de los Dolores.

La fachada de la parroquia es muy hermosa de cantera rosa de una perfecta conservación con un mérito artístico arquitectónico importante.

La  portada es de estilo churrigueresco, terminada en 1778 con escenas de la Pasión enmarcadas por columnas Salomónicas y  alargados estípites; la crucifixión remata el conjunto como era de esperarse.

A saber...

Que el punto culminante de la historia de este sitio, sucedió en 1810  cuando en la madrugada del 16 de septiembre Miguel Hidalgo y Costilla, sacerdote de 57 años y a cargo de la parroquia  inició la lucha armada  para independizar a México de la corona española.

Volviendo a la creación...

La fachada de la parroquia más emblemática de México, se complementa con torres de tres cuerpos; desde una de ellas cada 15 de septiembre se toca la campana que recuerda el inicio de la guerra de Independencia.

La cornisa es de balaustrada y un reloj que recuerda la hora de comer.

Caminando sobre el jardín principal hacia la presidencia municipal se ve un edificio con arquitectura típica del siglo 18.

Esta casa fue escuela de Josefa Ortiz de Domínguez  y Lázaro Cárdenas, y es prototipo del estilo arquitectónico funcional de la década de los años treinta, con fachadas de ladrillo.

La fonda huele a su típica Lavitualla a base de garbanzos y es un lugar con manteles tipo pizzería italiana que también ofrece carnes del ganado bien logrado de la región, pues los dolorenses ganaderos y agricultores lo son.

Dolores sabe a Chile de hormiga roja...

Sabrosa...

Su barbacoa de ternera joven va bien con zanahoria, y jitomate además de cebollas.

De regreso a la parroquia  recuerdo  que la abundancia en Dolores Hidalgo durante los primeros años del Siglo XIX se debe a la labor del Padre Hidalgo, quien se preocupó por enseñar oficios y fomentar las actividades agrícolas. Así eran antes los religiosos, los obispos y creyentes.

A simple vista, es obvio que la plaza principal tiene visitas cada hora...

Pero los domingos la composición de sus visitantes es heterogéneo con toda la gama social que viene a pasear.

Volvamos al altar mayor. Es de origen neoclásico de laterales barrocos con oro de hoja de talla policromada que enmarca a la virgen de Guadalupe.

Vamos de camino a comprar artesanía.

Los Héroes de la Independencia se encuentran en una escultura de forma geométrica contemporánea en cantera a la salida de Dolores Hidalgo y fue inaugurado en 1960 durante el 150 aniversario de la lucha independentista.

Es de alfarería mayólica colorida y llena de buena energía.

La arquitectura plateresca, se encuentra en la casa de las visitas donde se alojan los invitados a dar el grito. Como los Presidentes cada 5 años.

Interesante...

Luego nos invitan al museo de la Independencia que antes fue la antigua cárcel, un edificio del siglo XVIII, ahí hay documentos y objetos de la época de la lucha Insurgente.

La casa de Hidalgo es otro museo imperdible, así como la casa del diezmo donde Benito Juárez firmó el decreto  que declaró ciudad a la Villa de Dolores. En 1863.

El sol está en todo lo alto…seduce su calor, pero el agua nos refrescara para recobrar la brújula.

El verano está terminando, aún así estamos a 35 grados.

La opción es descubrir una de las mejores nieves del mundo, de nopal, aguacate o chile verde, mientras se observa otro árbol de la noche triste, un ahuehuete sembrado en uno de los jardines que convergen hacia el monumento principal, recordándonos lo correcto, siempre iluminado. Al fondo hay una escultura  que hace honor a su vocación artesanal, se trata de  un pedestal neoclásico que retrata a Hidalgo en la actitud en la que lo recordamos: con un carácter, valores y dignidad que lo han inmortalizado.

Si quieres conocerlo más revisa la obra del guanajuatense Jorge Ibargüengoitia en Los Pasos de López y el Atlas de México.

¡Que viva Dolores Hidalgo! Que viva México!