La revista electrónica de Los Cabos
      La revista electrónica de Los Cabos

A prueba del COVID19

Sandra Ricco


Estamos en una realidad distinta.

Inmersos en el mundo virtual, de hecho, dentro de casa hoy la forma de comunicarnos es por mensajes de texto.

El mundo virtual es un gran avance… mas no para comunicarnos en vez de hablar… es necesario el contacto personal por lo menos dentro de casa.

Porque…

Hoy vivimos en tres mundos: interno externo y virtual.

Pero debemos descansar la mente de la pandemia, no llenarnos de datos, de basura informativa.

Usar redes sociales para bien, para ayudar, no para construir por ahí mi personalidad, mi seguridad eso es una trampa. Y hay que enseñarles eso a las niñas y a los niños.

Estados de animo como miedo, tristeza, enojo, ansiedad, que pasan de la tristeza a la depresión profunda, son comunes en estos días por ello debemos expresar nuestras emociones. Pedir ayuda es necesario.

Es importante detectar que emoción es, porque se origino y que vas a hacer con ella.

A saber, que no es bueno reprimirse, eso nos enferma.

La felicidad tiene que ver con la tranquilidad que nos da valorar lo que tenemos e identificar que nos satisface interiormente, más que exteriormente.

Sucede que hemos pasado demasiado tiempo en el mundo externo, en consumir y pensar solo en como nos vemos. Hoy nos extrañamos de convivir con nosotros mismos a fuerza de confinamiento.

Es importante tomar conciencia de nuestro mundo Interno, nuestras emociones que llevan a la salud mental y de ahí a la física.

Pero la felicidad no es permanente, al ser un estado de animo esta en constante cambio, es parte de ser humano, esos cambios a enfrentar y saber que se estará bien finalmente.

A saber, que la ansiedad es necesaria en un grado, para impulsarnos a hacer las cosas, a estudiar, a trabajar, pero ya no me permite moverme, hacer ya es un trastorno. Detectar esos síntomas es importante para pedir ayuda.

Es tiempo de reconstruir nuestro propio mundo interno y, responsabilizarte de tu vida no culpar a los demás o depender, la fuerza solo viene de ti mismo.

El ser humano es un ser de adaptación, por tanto de poder convivir con el virus. Tomar las Medidas de cuidado es una cuestión cultural no es sano pelear con la pandemia.

Asumir responsabilidades, disfrutar de mi presente, ver y aceptar el presente pandémico y no pensar en el pasado que ya no ocurrirá, vivir en la realidad no en la negación, ver lo que ahora si podemos tener. Sera un mundo diferente. Lo es ya.

Saber que esta pandemia, por el encierro, la frustración es natural, debemos hablarlo, para disminuir el estrés. Aprender a convivir es el reto, hoy la contingencia nos ha obligado a reunirnos mas en la mesa en la casa algo que ya no se hacia, hoy sin una rutina el tiempo es largo, mas es importante por ejemplo mantener la higiene del sueño, horas fijas de comida etc.

Encontrar actividades que nos den gusto, no sufrimiento.

Si desafortunadamente se ha perdido a un ser querido, es necesario enfrentar el duelo de la muerte. ¿Como vivir sin esa persona? hablar de ello, son perdidas o duelos. Duelos en ausencia por no poder hacer los duelos presenciales, se pierden los símbolos que dan las costumbres, hacer ritual para pasar el duelo. Es un proceso.

Empecemos por pensar en lo que tenemos no en lo que no tenemos…

Piensa: Sí tengo…