La revista electrónica de Los Cabos
      La revista electrónica de Los Cabos

Volcán del Fuego. Colima

Por: Sandra Ricco



Estamos en coordenadas de Colima, a lado de un camino entramado de Jalisco, en México. Imperdible es adentrarse a la ancestral Sierra del Tigre, que es el parque nacional Vol-cán de Colima, conservado por el Patronato del Nevado que lo resguarda. En el Camino se observan las máscaras arte-sanales, donde ofrecen un mezcal de un maguey local muy especial, y donde puedes apreciar la maravilla de la natura-leza.

Recordar de pasada, visitando a Cómala, del sabio escritor Juan Rulfo entonces escrita como realismo mágico, ahora es una realidad palpable en vida.

El ambiente cambia, estamos ingresando a la zona Ecoturis-tica de la Sierra del Tigre, su parque se divide en dos gran-des formaciones; El Nevado, y de frente el volcán de fuego que seguido da fumarolas para recordar que ahí está, vigi-lante.

Su gran atractivo se recorre en comparación con lo turístico colonial de Jalisco, y lo tranquilo de un pueblo mítico, el bos-que de pino que lo rodea llega a estar nevado en época de frío, es un sitio ideal para acampar, escalar, como también realizar las atractivas actividades que ofrecen en dicha Sie-rra, como son recorrer el lugar en moto, donde un guía te ex-plica todo su recorrido, desde transitar el lugar caminado y hasta para los turistas extremos, también se puede apreciar toda la sierra subiéndose a la tirolesa con espectacular vista aérea.

En el lugar hay dos caminos a recorrer: una con refugios pa-ra tiendas de campaña y baños, otra en puerto la calle.

Un hallazgo de la naturaleza que nos guía sabiamente.

Será por la verdad que yace en la obra literaria surreal y pro-fética de nuestro escritor Rulfo como ¿el Llano en Llamas? Recuerda que para ir al Nevado hay que seguir la carretera 54 entre Colima y Fresnito.

Luego para llegar al otro lado donde está el Volcán de fuego hay que tomar la misma carretera 54 dirigiéndose hacia las Tejas.

En los alrededores hay tamarindos exquisitos, porque es provincia cálida tropical que se encuentra en el Imaginario por ser tan sublime e inolvidable.

Vamos ahora a La Manzanilla de la Paz, una entrada del co-rredor del Tigre para pasear a caballo un rato.

A saber, que es el Río Armería el que separa las dos regio-nes del Valle de Colima y el montañoso. Es a veces estrepi-toso. Y es en Suchitlán – donde existen importantes grupos de in-dígenas- es la localidad de los sabios, que también es tierra de flores y cerámica arcaica abundante.

Disfrutemos sus bebidas espirituales del bate a base de pi-loncillo y un atole exquisito típico del lugar.

Llegamos ahora al Cerro de la Mesa que alberga el poblado de Tamazula, desde su mirador tenemos vista espacial al volcán, luego hicimos algo de escalada y me lance de la tiro-lesa que fue como volver a volar. El entorno boscoso en las entrañas del Parque Natural de la Sierra del Tigre nos permite descansar la mente y encontrar la motivación en la naturaleza imponente. Para volver a la realidad de una enfermedad latente, el coronavirus mortal.

Rodea el Pueblo bello situado en una amplia llanura Tropical donde crecen inmensos árboles de cedro, que rodean al no-table volcán de Colima, que según los habitantes son dos volcanes en realidad, el del fuego y el del hielo. Una curiosi-dad, una profecía quizá. Cambio climático bipolar.