La revista electrónica de Los Cabos
       La revista electrónica de Los Cabos

Arcachon

Por: Sandra Ricco





Bassin D`Arcachon es la Costa atlántica de Francia, una bahía de aspecto purista donde el espacio es la clave.

Es tal vez un Arca que se abre.

Donde subsisten las buenas aguas calientes a 465 metros bajo tierra, que fueron descubiertas en 1923, por Luis Lemarié.

Aguas que tienen fama de ser sanadoras.

Está fuente de vida que produce al año 20 millones de botellas de agua mineral Abatillos y es excelente.

Clima que promete rejuvenecer, una curiosidad geomorfológica de 155 Km. cuadrados que se alimenta al mismo tiempo por el océano y numerosos cursos de agua, estos, al unísono, crean esté mar interior con tintes de atolón bordeado por un cordón de fina arena que culmina con los 104 metros de la reina de las dunas en Europa, la de Pila. Espacio protegido e imperdible.

Arcachon se ubica en la Costa Atlántica de Francia, es un sitio acogedor, luego de venir de Bordeaux sitio con alta educación y tradición. Arcachones un refugio inesperado, donde ser libre, y donde al mismo tiempo, se abre la puerta de un universo que va también a Aquitania y a País Vasco.

Llegamos emocionados para probar ostras perfectas que se dan y se cuidan por la mar atlántica, apoyando a pescadores que viven de ello.

Paisaje Seductor...porque pensar en ello es saborear el fruto del mar, algo tan sencillo y tan sofisticado a la vez, y en pleno atardecer con vino rosado de la región para todos los presupuestos. Porque aquí los vitivinicultores son generosos, dejan vino disponible para disfrute del pueblo a buen precio, no como en Ensenada México donde todo lo venden a altos precios, y nada para el pueblo.

Llegando, antes del atardecer en el malecón principal ,escucho una banda tipo el recodo..no puede ser.. banda del recodo clásica?? Noooo! Es la banda local vestida de blanco y rojo con tambores y trompetas justo al atardecer de un domingo.

Sumarse al festejo e fácil, mientras el recodo francés amenizaba en plena puesta de sol en el puerto.. con exposición de pintores locales, y la feria, sí, una feria con carrusel y todo en plena playa.

Nadar un poco en aguas exóticas Atlánticas dio hambre, había una fonda glamorosa llamada El Capitán, en plena Algarabía de puerto, a muy buen precio con mejillones favoritos. delicioso. Pura felicidad hasta ahora, un problemita mínimo en fin de semana; No hay donde dormir....lleno lleno..peor que Acapulco,donde por lo menos puedes dormir en una disco news.

Pensé en dormir el Octavio, así se llama el carro, pero no, traigo a mi niño.

Tradición se observa, los frutos de la región por los mercados ambulantes con los cuales se preparan mermeladas exquisitas en casa, y pecado, delicioso el pan de nata y almendra “ canelé “orgullo de la región y disponible en casi todas las cafeterías imperdible es ir a las confiterías y panaderías.

Universo escondido en la zona 33 francesa ecológica y deportiva con niños felices. Marchando al pueblo de a lado, Arés, una pequeña villa de la mitad de tamaño que La Paz, pero con ciclopista y piscina municipal en la playa...muy democrático.

Montañas, Dunas y Mar Atlántico...una residencia de Franceses hippies nos reciben con mejillones, y habitación con calor de hogar, café perfecto al amanecer, mantequilla del establo y pan rústico.

La región invita a la equitación en pleno campo y extenderse en el bosque, así que lo hicimos, mi niño en pony y andamos buen rato, en una linda granja donde los anfitriones son muy amables. A caballo los limpian, los besan. Fabulosa sensibilidad pura.

Si, primero es vivir pesé...eso olvidamos en México, en regiones como la nuestra de la baja sur, donde la cosa se pone estresante por los enormes hoteles que ya invaden la tranquilidad. La natura. Y se olvida lo más importante: nuestra región es de naturaleza, donde nace la ballena gris que viene desde muy lejos, se dá el tiempo de criar a sus bebes, axial que debemos respetar mas las costumbres orgánicas y hábitos de la región.

Llegando a Lege camp Ferret un pueblito cercano, sorprenden los viajeros con sus camiones sitio con aire provenzal limpio, virgen total, lugar privilegiado en Europa debido a su edad, y por supuesto cuidado de lugareños y turistas que sin duda han colaborado a que la costa atlántica sea un gran secreto a voces en donde si deseas ir debes amar tu entorno como a ti mismo, de otra forma los sucios se sienten a tal magnitud incómodos que huyen. Por el desprecio que producen sus acciones.

Precioso…porque los placeres de la tierra están a la mano en medio del cielo y el mar, de la montaña y la selva, el desierto.

Playas que son la alegría de los surfistas y de los que acampan, si, todo está dispuesto para y por poco dinero con muchas ganas de disfrutar la naturaleza sea posible hacerlo.

Salvaje....porque luego ir en bici en pleno corazón del Bosque, el abrigo de los vientos que empujan y bañan de fina arena para llevarme a un gran lago de agua dulce…casi me siento en casa.

Continuará…