La revista electrónica de Los Cabos
      La revista electrónica de Los Cabos

Córdoba, España: Senda de alegrías


 

Por: Sandra Ricco



Antes o después de Cristo; Córdoba es un sitio imperdible por sus patios abiertos... casi sagrados, creados por sus habitantes con flores de bolbones rosados… platos pintados a mano decorando las paredes, sitio con locales que sirven café que leen el futuro pero también el pasado de una senda de alegría.

Toledo me recibió desde Madrid, pero Córdoba florece tras la llegada del turismo cultural que persigue su saber, en sus calles cortas pero opulentas en todos sentidos.

Córdoba se encuentra en Andalucía, situada al pie de la sierra morena y el río Guadalquivir que antes de ser contaminado fue Romano y administrado por Musulmanes sabios.

Porque su grandeza se contempla en una edificación refugio de artesanos musulmanes y turistas… de arqueólogos ancestrales, de una exquisitez perfecta difícil de esconder, por su muros, símbolos y acontecer.

Córdoba es un pequeño poblado que representa un universo para el turismo culto, el que quiere aprender sólo con ver.

Bien pagada fuiste mujer.

Bienvenidos a Córdoba” leo en el letrero en la carretera aunque llegue cómodamente en tren.

Invitan a las marchas hípicas que son de esta temporada y hasta mayo para convivir y reconocerse de una vez.

Son sus cinturones y artesanía llamada marroqueria en piel y abanicos en madera los que dan mas que decir, pero su trigo una delicia al paladar

Sitio de orígenes minerales y agua que en el siglo IX antes de Cristo -quien parece que la creo- y es el museo local al que te invitaran si prometes no tocar, el que conserva impecable el oro traído de América por Cristóbal Colón.

Todo suena contundente y sensual….cualquier cosa en Córdoba puede suceder sin borrar el tiempo.

La Guitarra es un sonido al nacer de un recién nacido en esta villa llena de maderas y felicidad para mi en este recorrido.

Bulerías de Solea tocan muy de cerca…gitanas al pasar y piden tregua.

Alegrías que dan la luz circular arquitectura creada por los Musulmanes, grandeza nativa de un Reino hecho realidad en sus creaciones.

Córdoba Llego a contar con un millón de habitantes cerca del Siglo X.

Su Mezquita que recibe cual parque central, generoso y preservado para quien quiera reposar o descansar el en un sitio blando y majestuoso.

En Córdoba floreció la música pero más las letras, las judías musulmanas y latinas.

Sus pieles, ejidos y ganado; son un legado.

Córdoba fue declarado en 1994 Patrimonio Mundial de la humanidad su casco viejo, que de viejo tiene como diría mi abuelo, verdor, y aún florece. Pero su río antes grandioso Gudalquivir decrece.

Suenan Bulerías como los patios Cordobeses que compiten por su calidez y flores que puedes visitar decentemente pues se encuentran abiertos.

Olé…dicen los guías pueden hacer un paseo y almorzaremos.

Por lo cual perderse en el sabor de su salmonejo y es un escribir con fondo de guitarras y agua de limonero.

Se escucha a lo lejos un grito “Terciopelo son los Faraones en estos tiempos Córdoba, menos fuego que 30 cañones.”

Córdoba fue tierra y Hogar de Averroes filosofo y Séneca. También sitio de minas me dicen.

La Plata cordobesa un símbolo puro y propio…por distinto, pero, ver el museo a la vuelta de mezquita, es bien interesante por su arte….por su riqueza mestiza única. Sus símbolos de plata y corona real con vistas al puente Romano de sus fundadores sobre el Guadalquivir, y el ámbar Ruso llegó, con ese verdor que quisiera ver en los campos de un color Esmeralda, el de la paz Ucraniana. Como una que dejé en Asia.

Su Casco Histórico impecable dotado de forma y capital, de belleza Gótica y Musulmán. De migración.

Andando encuentro Silencio…disfruto sus patios preservados y plantas alimentadas a manos llenas de orgullo.

Patrimonio Mundial de la Humanidad desde 1994 , Sevilla y Málaga son sus primas hermanas.

“Y un rayo de luz alumbra la escarcha de la mañana”

Son su mezquita y Alcázar así como su Sinagoga y templo Romano, y sus torres a descubrir un legado mágico así, todo en uno contemplado.

“Repica la torre de la campana”

Periodos de gloria en Córdoba que se dice vienen del siglo VIII luego de su conquista por los moros cuando fueron erguidas 300 mezquitas y artes hechas edificaciones.

Rivalizó la hermosura de esta ciudad con Constantinopla En el Siglo XIII y se transformó su gran mezquita musulmana en Catedral Cristiana.

La contemporaneidad cultural y arquitectónica convive tranquila en Córdoba… su alegría mestiza, su manzana Jesuita fue uno de los núcleos de la compañía de Jesús y sus representaciones históricas y religiosas… senda imperdible.